La magia de envejecer en cine y teatro gracias al maquillaje de caracterización.

Actualizado: sep 16




La civilización griega es la cuna del teatro, en la Grecia Clásica los hombres ya se maquillaban para interpretar a sus personajes sobre el escenario; personajes que debían aparentar ser mayores, tener heridas o, incluso, simular envenenamientos y muertes.


El maquillaje de caracterización se remonta a la aparición del cine mudo, al no tener sonido se recurría al arte del maquillaje para poder comunicarse con el público. Ejemplo de ello es el actor Charles Chaplin, el cual usaba la caracterización para potenciar su vis cómica sin necesidad de pronunciar ninguna palabra.




El cine ha ido evolucionando y, por supuesto, el maquillaje de caracterización con él; se ha hecho indispensable en todos los géneros cinematográficos, ya que aporta un realismo que no se conseguiría usando únicamente la tecnología.


Dentro de las técnicas de caracterización, vamos a hablar de una de las más populares, el maquillaje de envejecimiento en cine y teatro. Pero, ¿a qué llamamos maquillaje de envejecimiento?

A la técnica mediante la cual se consigue que un personaje, da igual su edad, luzca como una persona mayor. Este efecto se consigue resaltando el paso del tiempo de rostro, cuello y manos gracias al maquillaje.



¿Por qué caracterizar a un actor o actriz usando el maquillaje de envejecimiento?


Por una sencilla razón, es más creíble ver a un personaje de joven y que ese mismo actor, o actriz, interprete la versión más mayor. Se podría utilizar a dos actores, relativamente parecidos, para que interpretasen al mismo personaje con edades diferentes, pero se corre el riesgo de que ese hecho pueda romper la dinámica de la historia, consiguiendo una reacción negativa en los espectadores.


Resulta más familiar ver la evolución de un personaje de la mano del mismo intérprete, y eso solo se puede conseguir con un buen trabajo de caracterización de envejecimiento.


Otro aspecto a tener en cuenta es el económico. Siempre será más rentable invertir en un buen equipo de maquillaje que en dos actores.




Para conseguir un aspecto desgastado por la edad, es necesario el uso de varios elementos. Los imprescindibles, y que siempre dan muy buen resultado, son las calvas y los bigotes en el caso de los actores, por ejemplo. Una buena paleta de sombras que consigan simular de manera, prácticamente, natural las arrugas y líneas de expresión.


Esta técnica no se utiliza solo en cine, también en teatro y televisión. Si estás pensando en dar el salto al maquillaje de caracterización y quieres aprender todos los trucos para dominar el maquillaje de envejecimiento, no te pierdas el Curso de Caracterización: envejecimiento de cine y teatro impartido por Corinne Pérez.




¡Suscríbete! Y disfruta de todo el contenido que te ofrece Bersity de forma ilimitada.










55 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo