Eyeliner: Trucos y tendencias

Actualizado: feb 25



El cat eye de toda la vida nunca pasará de moda pero esta temporada realzar la mirada, enmarcar los ojos y arriesgar con el eyeliner es lo que toca.


Nos hemos quedado sin Navidades, sin bares, sin restaurantes, sin viajar pero ya quedó atrás el look de cara lavada y ropa cómoda ahora llegan las curvas, los colores, los eyeliners más sencillos y los más brillantes y complicados, esta temporada tus ojos no se van a quedar sin eyeliner.


Te vamos a dar algunos trucos para realizar el trazado y ángulo correctos.


Empezemos con el eyeliner sencillo:


  1. Determina el ángulo de la línea a trazar y su longitud utilizando mango de pincel fino y marcando si es necesario muy sutilmente con lápiz de color discreto

  2. Comienza a delinear el ojo con pincel de eyeliner o aplicador de eyeliner fino desde el lagrimal y muy pegado a la raíz de las pestañas

  3. Repetir el delineado a partir del segundo tercio del ojo si se desea una línea de mayor grosor y repetir el delineado, si aún deseas más grosor, empezando por el último tercio del ojo procurando no dejar un final demasiado abrupto y simulando una pestaña más del final del ojo

El eyeliner fue creado para definir y dar fuerza a la mirada pero también podemos usarlo para corregir la forma del ojo y darle alguna expresión concreta mediante este trazo gráfico e intenso. Dependiendo de la forma y grosor del trazo podremos dulcificar la mirada o conseguir una mirada más agresiva.


Para ojos pequeños: Olvida el lápiz oscuro para maquillar tu ojo ya que estarás reduciendo ópticamente su tamaño. Para conseguir agrandar tus ojos con el eyeliner, aplica el lápiz blanco o nude en la línea de agua con el fin de dar la sensación de que el globo ocular es más amplio. Además, has de delinear entre las pestañas inferiores con lápiz (o pincel con sombra) y marcar ligeramente la V externa del ojo.


Ojos grandes: Si tienes unos ojos saltones tendrás que poner más atención de lo habitual en la técnica que utilices ya que la mejor opción es delinear el ojo por completo (superior e inferior) incidiendo bien entre las pestañas e incluyendo el lagrimal. Además un buen truco es también difuminar ligeramente el eyeliner de forma que crees un degradado decreciente para disminuir volumen.


Ojos caídos: En este caso es aconsejable dibujar un rabillo que tienda hacia la diagonal que marca el final de la ceja. Eso sí: el rabillo no debe tener forma curvada para conseguir un acabado favorecedor. ¿Nuestro consejo? Comprobar el resultado del delineado con los ojos abiertos para poder corregirlo si es necesario.


Ojos muy juntos: Si tu rostro muestra unas facciones con los ojos muy juntos, uno de los primeros trucos es utilizar iluminador (o sombra clara) en el lagrimal. Después, el eyeliner hará maravillas para conseguir el efecto óptico de separarlos: delinea únicamente la V externa del ojo.


Ojos muy separados: A la hora de aplicar el eyeliner en unos ojos separados, y al contrario que en el caso anterior, debemos aplicar el eyeliner incidiendo la esquina interna del ojo y engrosando la V externa.


Ojos redondos: Las mujeres con ojos redondos siempre buscan obtener una forma almendrada y para ello, sombra y delineador son los grandes aliados. Para ello, lo mejor es marcar bien la V externa, pero nunca en diagonal, sino con una trayectoria recta que parta del lagrimal exterior.



Ojos almendrados: Podemos conseguir unos ojos con efecto más redondeado delineando el párpado superior e inferior y engrosando la sección central de cada uno.


Y una vez tengas identificado que tipo de eyeliner te favorece más prueba a dar rienda suelta a tu creatividad




Tenemos el delineador blanco, ese que usaste a inicios de los 2000 y que te pareció durante años lo más hortera del mundo, volverá a tu vida, pero no lo hará como antaño. De entrada, conseguir un eyeliner blanco que pigmente lo suficiente para que se vea una línea blanca intencionada puede llevarte algo de tiempo. Una vez lo tengas, piensa en crear una obra de arte. El lápiz o delineador blanco no funciona como el negro, su función es llamar la atención y verse a distancia.







Una tendencia que ya sedujo a celebridades patrias e internacionales fueron los eyeliners de espacio negativo, el llamado eyeliner gráfico. De nuevo, pulso de hierro y un diseño previo para no errar en el trazo son las claves para este delineado que promete quedarse con todo el mundo.





Y por último, el más festivo, el delineado brillante. Tú eliges si prefieres ser la joven de la perla o entregarte al strass, pero si optas por un eyeliner con incrustaciones, serás la reina de la fiesta allá donde vayas… Solo tendrás que pestañear y deslumbrar.


¿Te gustaría aprender más sobre el maquillaje de ojos con las maquilladoras de las estrellas? Mira este curso de Ensalzamiento de mirada





163 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo