¿Qué es el bótox capilar?

Se podría pensar que el bótox para el pelo tiene algo que ver con la toxina botulínica, uno de los tratamientos rejuvenecedores más conocidos., sin embargo, es una asunción totalmente equivocada .


Aunque recibe este nombre, no contiene la toxina del bótox, sino que se le conoce como bótox por su efecto rejuvenecedor e hidratante del cabello. Es más, su aplicación no se realiza a través de una inyección al cuero cabelludo, sino como una mascarilla de cabello a través de masajes y calor.


¿En qué consiste exactamente el tratamiento?


Es un “tratamiento antiarrugas capilar” que consiste en aplicar vitaminas, aminoácidos, proteínas, ácido hialurónico y colágeno.


El cocktail de ingredientes, que tienen que ser 100% naturales sin queratina ni formol, se aplica sin aguja, al contrario de un tratamiento de bótox real, y tiene como objetivos principales:

  1. Rejuvenecer el pelo debilitado y quebradizo por tintes, contaminación, radiación solar....etc. Aporta una hidratación muy profunda y una nutrición completa que permite recuperar el brillo y la salud capilar, aunque es importante destacar que no actúa sobre la puntas abiertas.

  2. Efecto alisador similar a la queratina aunque sin activos químicos que lo hacen menos agresivo. Esto es especialmente interesante para mujeres que alisan su pelo con frecuencia utilizando que resecan la fibra capilar.

  3. Reducir el encrespamiento diario.

¿Qué tratamiento se recomienda?


En caso de querer realizarse este tratamiento, se recomiendan 4 sesiones con un intervalo de 15 días entre ellas y después de aplicar el producto se suele utilizar papel osmótico, algún gorro térmico o en su defecto se realiza un masaje para favorecer con el calor la penetración de los ingredientes específicos.


  • En primer lugar, se lava el pelo con un champú alcalino, que elimina todos residuos acumulados y abre la cutícula. Luego, se elimina el exceso de humedad y, a continuación, se aplica el producto de raíz a puntas.

  • Se deja actuar durante 90 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, se aclara con abundante agua fría para sellar la cutícula.


Para terminar, se sella el tratamiento con la plancha para que el producto penetre en la fibra capilar.

Importante: Es un tratamiento no invasivo cuya duración es entre 30-60 minutos y aunque es apto para todo tipo de melena, los expertos lo recomiendan en especial para personas con el cabello teñido, fino, ondulado, y con mucho encrespamiento.

83 visualizaciones0 comentarios