Dale forma a tus cejas desde casa


¡Ay las cejas! Qué dolor de cabeza dan a veces, ¿verdad? Por tiempo o economía, muchas veces no podemos ir a un salón de belleza a que nos las dejen ideales, perfectas, y, además, naturales. Los tratamientos profesionales hacen verdadera magia. Pero hoy no vamos a hablar de ellos, veamos cómo trabajar las cejas desde casa y con resultados inmejorables.


En primer lugar, vamos a definir nuestra forma del rostro para saber qué tipo de ceja favorece más. Para realzar la belleza de los rasgos faciales y enmarcar la mirada, es conveniente tener en cuenta qué forma de ceja es la más adecuada para nuestro rostro. A continuación, veremos qué tipo de cejas queda mejor según la forma del rostro:

  • Rostro ovalado: forma de ceja que se prefiera

  • Rostro con forma de corazón: una forma de ceja corta y suave con el arco alto

  • Rostro redondo: forma de arco alto

  • Rostro alargado: forma plana y alargada

  • Rostro cuadrado: arco de ceja alto y redondo

  • Rostro triangular: ceja poblada, llana y acortada

Si aciertas con la elección del tipo de ceja, verás lo favorecida que vas a estar.


Una vez claro el tipo de ceja, vamos a ver cuáles son las proporciones correctas, ¡coge un lápiz!:

  • Línea A: coloca el lápiz en posición vertical, apretándolo contra tu nariz. ¿Ves por dónde pasa a la altura de la ceja? Ahí es donde debe empezar tu ceja.

  • Línea B: coloca el lápiz en el extremo donde termina la nariz y alinéalo con el borde externo del ojo, ahí debe terminar la ceja

  • Línea C: sin apretar la aleta de la nariz, pon el lápiz en ella, y pásalo justo por la parte externa del iris de tu ojo. Si sigues el recorrido del lápiz, verás el punto más alto de la ceja, y del arco.


Ahora que ya conocemos nuestras cejas, vamos a dejarlas como si hubiéramos ido a un salón de belleza:

  1. Péinalas hacia arriba con un cepillo específico para cejas, y con una tijera pequeña recorta todos aquellos pelitos que sobresalgan. Una vez hecho esto, vuelve a cepillarlas siguiendo su forma y coge unas pinzas para empezar con la depilación.

  2. Usar siempre un tono de lápiz de cejas que se parezca lo máximo posible a tu color natural, perfecciona la forma natural de tu ceja pero sin que parezca que está maquillada.

  3. Dibuja los trazos por debajo del pelo, palabra de Joel Canales, director de Global Artistry & Training de la firma Hourglass. El truco reside en empezar por el final de la ceja e ir hacia la raíz haciendo trazos muy finos en dirección contraria al crecimiento del pelo. Eso implica hacerlo por debajo del pelo y nunca por encima para que se vea natural.

  4. Fija las cejas con un producto específico para ello, usa cualquier fijador de cejas una vez hayas finalizado el proceso, si no tienes, ¡que no cunda el pánico! Existen truquitos para todo, vaporiza laca en el cepillo antes de cepillarlas.

  5. Sal a comerte el mundo con tus cejas perfectas hechas en casa.

Si quieres aprender muchos más trucos sobre este y otros temas relacionados con la belleza, no lo pienses más y ¡suscríbete! Estas son las ventajas:

  • Más de 200 vídeos de contenido exclusivo para sacar todo tu potencial en el sector de la belleza

  • Material descargable que te facilitará el aprendizaje.

  • Nuevos cursos cada mes para mejorar tus habilidades artísticas y creativas.

  • Los mejores profesionales del mundo de la belleza compartiendo su conocimiento.

  • A tu ritmo, para que te formes desde donde quieras y cuando quieras, y le des un giro a tu carrera profesional.

  • Para todos los amantes de la belleza, profesionales y aficionados empedernidos.




104 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo